CROWDFUNDING, PYMES Y LUCHA CONTRA LA POBREZA (Lorenzo Tordelli, IILA)

CROWDFUNDING, PYMES Y LUCHA CONTRA LA POBREZA (Lorenzo Tordelli, IILA)

Foto Lorenzo TordelliLorenzo Tordelli

El crowdfunding es un mecanismo de financiación basado en pequeños aportes monetarios realizados por distintas personas muchas veces de países y realidades geográficamente distantes. El Banco Interamericano de Desarrollo explica que el crowdfunding “se refiere a cualquier formación de capital en donde las necesidades de financiamiento de una organización o un individuo se comunican a través de una convocatoria abierta a un grupo de personas”. Gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación, a partir del 2009, el crowdfunding se ha desarrollado rápidamente abarcando distintos sectores. Desde la campaña electoral del Presidente Obama hasta la financiación de proyectos empresariales innovadores, al cofinanciamiento para el sustento de algún proyecto social. Hace algunos meses, en Florencia, ha sido lanzada la primera plataforma italiana de crowdfunding para financiar autónomamente proyectos de cooperación internacional.

Donaction”, este es el nombre de la plataforma, es una simple página web, www.donaction.org, donde cualquier persona puede entrar a ver los proyectos de cooperación distribuidos en distintas áreas geográficas y escoger a cuál de los tantos presentes destinar una pequeña donación.  Es una herramienta informática muy simple que permite poner rápidamente en contacto donantes y beneficiarios favoreciendo transparencia, control del uso de los recursos y competencia entre los mejores proyectos de cooperación.

Es también un instrumento innovador que proporciona claridad en el mundo de la Cooperación y de las ONG donde es siempre más difícil para empresas y privados encontrar el destinatario justo a quién reservar las donaciones.

Sin embargo, el crowdfunding tiene posibilidades que van mucho más allá del hecho de financiar proyectos de Cooperación. Una plataforma como “Donaction” puede convertirse fácilmente en un instrumento clave para facilitar las inversiones y el desarrollo de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) favoreciendo al mismo tiempo la lucha a la pobreza en particular en el actual contexto de la América Latina.

En efecto, los países del continente latinoamericano presentan algunas características que indican ser potencialmente susceptibles de esta nueva forma di financiación: desde los años 2.000 hasta hoy han experimentado tasas constantes de crecimiento, son ricos de recursos materiales e inmateriales y, sin duda, son países que atraen capitales y donde las empresas, sobre todo europeas, pueden aprestar fructíferas colaboraciones.

Un contexto donde permanece todavía el problema de la pobreza, existiendo una gran parte de la población que no tiene acceso ni al crédito ni al mercado. Las plataformas de Crowdfunding como Donaction pueden intervenir en esta cuestión estratégica para el futuro de los países latinoamericanos.

Un importante desafío de todos los gobiernos de América Latina, es crear oportunidades comerciales sostenibles para todos los beneficiarios de los Programas para la lucha a la pobreza de Trasferencias Condicionadas con Corresponsabilidad (PTC).

El Crowdfunding permite financiar proyectos específicos ofreciendo crédito a poblaciones que de otra manera nunca tendrían oportunidad de acceso y permite inversiones en ámbito social en lugares, sobre todo rurales, donde ninguna otra institución pública podría llegar en maniera tan eficiente, transparente y creando una hilera directa entre pequeños productores y mercados exteriores.

Para lograr este objetivo el mecanismo es simple: se trata de transformar las pequeñas erogaciones de los donantes en acciones, títulos que serán remunerados una vez que se hayan vendidos los productos en los mercados. Por ejemplo, en vez de financiar con donaciones un proyecto de una ONG que trabaja para el mejoramiento de las condiciones de vida de una comunidad de productores de café en El Salvador, a través de una plataforma de Crowdfunding se podrían emitir títulos para financiar la ONG. Ésta, con los recursos a disposición, podría organizar una mejor producción de café, desde pagar la siembra hasta colocar en el mercado el café orgánico producido con altas estándares de calidad. Una vez vendido el café, a través de una hilera directa, con la ganancia obtenida remunerar los varios títulos precedentemente emitidos. Es el esquema clásico utilizado para la financiación de grandes proyectos que a través del Crowdfunding se puede convertir en algo muy ágil y capaz de financiar realidades muy pequeñas que de otra manera no tendrían acceso al mercado del crédito.

En América Latina actualmente los intereses pagados para financiarse son muy elevados respecto a Europa, donde las tasas de interés son muy bajas y las inversiones escasamente rentables. Por otro lado a causa de un problema de asimetría informativa es difícil para los europeos invertir en realidades latinoamericanas, sobre todo las muy pequeñas, que podrían ser extremadamente rentables.

Gracias al crowdfunding y a las tantas organizaciones profit y no profit que promueve los proyectos in situ es posible ofrecer a las personas y a las Pymes la posibilidad y el conocimiento para invertir en pequeñas cooperativas de productores y en una economía real que produzca bienes y cree desarrollo y bienestar.

El crowdfunding, a condición de que sea empleado correctamente y en colaboración con organizaciones del territorio, es una gran oportunidad para la realidad social y para favorecer el desarrollo, la cooperación productiva y las PYMES.

Volviendo a Florencia hay un dicho popular que afirma “Chi del suo dona Dio gli ridona!“, es decir… “Quien dona algo de suyo Dios se lo devuelve”.

El crowdfunding utilizado para invertir en lo social y en los pobres, es una herramienta que pone en práctica este dicho Toscano.

Lorenzo Tordelli: economista, desde hace 12 años se ocupa de proyectos de cooperación entre Europa y America Latina. Ha promovido programas para favorecer la inclusión productiva de productores latinoamericanos a través de la creación de hileras directas entre PYMES europeas y cooperativas de la región. Actualmente trabaja por el Programa EUROsociAL de la Unión Europea coordinando actividades de asistencia técnica a los Gobiernos latinoamericanos en el campo de las políticas sociales y del empleo, acompañando el diseño de planes y reformas que mejoren los niveles de cohesión social.