HOMBRES, MUJERES Y PENSIONES

Men Women and pensions

Sobre el tema de igualdad de género y pensiones presentamos el reciente informe “MEN, WOMEN AND PENSIONS” de Platon Tinios, Francesca Bettio y Gianni Betti con la colaboración de Thomas Georgiadis[1].

El documento se divide en dos partes. En la primera se discuten los contenidos fundamentales para la comprensión y la conceptualización del problema de la brecha de género en las pensiones en los países de Europa. En la segunda se ofrece un estudio analítico con el fin de enriquecer la evaluación continua de la adecuación de los sistemas nacionales de pensiones al discurso de género, proponiendo un indicador sobre brechas de género de pensiones en los países miembros de la UE.

Según los autores, a la base del problema está la constatación de que muchos sistemas de pensiones siguen reflejando la división de responsabilidades que prevalecía dentro de los hogares en el momento en que fueron diseñados los sistemas, correspondiendo a un periodo de menor atención a la igualdad de género. Acomodar las necesidades de las mujeres a un nuevo modelo de sistema de pensiones tendrá que ser realizado a través de una serie de amplias estrategias cuyos resultados se manifestarán a largo plazo.

Las políticas públicas pueden proceder en tres direcciones. La estrategia más conservadora es concebir la inclusión social de las mujeres sin reconocer la independencia económica de las mismas como un derecho inalienable. Esto sigue siendo esencialmente la lógica de un enfoque tradicional con sistemas que protegen marido y mujer sobre la base de un solo conjunto unificado de las contribuciones.

La segunda estrategia incentiva a las mujeres a adoptar características de los estilos de vida de los hombres intentando reducir las diferencias de género en la vida laboral. La desigualdad se corregiría en el largo plazo mediante la prevención de la discriminación del trato en el mercado y en la incentivación del ahorro ex ante, es decir, antes de la maduración del derecho. Esta orientación tiene el riesgo de desalentar la fertilidad.

La tercera vía trataría de compensar las consecuencias de las dificultades de la carrera laboral de las mujeres, y en general con la voluntad de apoyar los derechos de las pensiones más bajas interviniendo a posteriori, una vez que se han madurado las bases contributivas. Esto podría lograrse mediante la compensación de las desventajas específicas y podría ser aplicado como un correctivo a las estrategias para la igualdad ya existentes, como por ejemplo con la reducción del periodo de referencia para una pensión completa y/o la corrección del cálculo de las mismas hasta alcanzar un mínimo establecido. Esta posibilidad puede aplicarse con una lógica retroactiva, pero esto supone un costo aún mayor al ya considerable gasto público necesario.

Se puede descargar el documento completo en inglés en la página del European Network of Experts on Gender Equality (http://www.enege.eu/reports)

Lluis Francesc Peris Cancio . Recíprocamente

[1]El informe ha sido financiado y publicado por Comisión Europea, Dirección General de Justicia y Consumidores, “Igualdad entre hombres y mujeres” Unidad D2, en el marco de un contrato gestionado por la Fundación Giacomo Brodolini (FGB) y en colaboración con el Istituto per la RicercaSociale (IRS).